ESPECIAL DERBI: el Nàstic desde la 15ª a la 33ª Jornada | 27/03/13

Nueve años después, el 11/11/12 volvió el derbi tarraconense en competición liguera. En una mañana lluviosa en el Nou Estadi, todo indicaba que el partido acabaría con el resultado inicial, pero un buen centro fue rematado por Virgili para poner el 1-0 entre el delirio de los hinchas locales. El CF Reus Deportiu quedó tocado y en el último minuto del tiempo reglamentario David Haro aprovechó una pérdida del balón de la zaga reusense  para aumentar las distancias. Ya en el tiempo de añadido Álvaro recortó distancias, pero el partido acabó con el resultado de 2-1, en la que era la primera victoria de Javi Salamero con el Nàstic. A continuación, un repaso de los partidos del Nàstic desde aquel once de noviembre.

Sin regularidad | J.15-17
Quintana marcó el gol de la victoria grana.
Foto: FutbolBalear

El derbi fue un soplo de aire para el Gimnàstic en la clasificación: al acabar el partido salieron de los puestos de descenso, se situaron un punto por encima. Los de Javi Salamero, motivados tras la victoria ante el máximo rival, buscaban la primera victoria lejos del Nou Estadi en el Narcís Sala. Un solitario gol de Edgar acabó con las esperanzas granas y dejó la victoria en la anterior jornada como una pequeña pausa a una auténtica pesadilla. En el siguiente partido, correspondiente a la décimo sexta jornada, los granas estaban obligados a ganar al Llagostera, pues comenzaban el partido con la permanencia a 4 puntos. Marcos al filo del descanso y Virgili de penalti en el 84’ dejaron los tres puntos en casa, para situar al Nàstic en el puesto de playoffs de permanencia. Tras sumar la tercera victoria de la temporada, los de Salamero visitaban el Nou Camp d’Inca, donde un gol de Dani Quintana en el 58’ valió para sumar la primera victoria a domicilio, que daba pie a la mejor racha de la temporada: dos victorias seguidas. 

Resultados insuficientes ante los valencianos | J.18-21

La decimoctava jornada se presentó como todo un reto para los tarraconenses, en juego estaba la tercera victoria consecutiva, hazaña que el Nàstic no conseguía desde la temporada 2008/09. El rival a batir era el Ontinyent, los valencianos también llegaron a Tarragona con la necesidad de llevarse los tres puntos para alejarse del descenso, pero finalmente, ni unos ni otros consiguieron marcar y sumaron un empate insuficiente. Aún fue peor el resultado para los intereses tarraconenses en su visita al campo del entonces líder, el

Olímpic de Xàtiva. Los setabenses fueron mejores y se adelantaron ya en la segunda parte mediante Nando Ramón, un gol que Eloy Gila contrarrestó en el 80’. La alegría le duró poco al Nàstic, y es que en el 83’ Rifaterra transformó un penalti para dejar los tres puntos en casa: se rompió la dinámica positiva.


Marcos adelantó al Nàstic ante el Huracán.
Foto: Nàstic
Los de Tarragona buscaban reencontrarse en casa para acabar el año con una alegría, y de hecho consiguieron adelantarse en el marcador con un penalti transformado por Marcos en el ecuador de la segunda parte. Pero como ya pasó en el partido en Xàtiva, la alegría duró poco a los catalanes, y es que en una falta de entendimiento entre la defensa grana y Rubén, Paco empató el partido pese a que no estaban haciendo méritos para conseguirlo. Los catalanes dispusieron de minutos para volver a ponerse por delante, pero no lo consiguieron y acabaron el pésimo 2012 con una amarga sensación. Para comenzar el año, un duro rival: el Alcoyano. Los entonces quintos clasificados buscaban cerrar la primera vuelta con una victoria en el día de Reyes ante un Nàstic que no conseguía despegarse definitivamente de los puestos de descenso. Los valencianos fueron de menos a más, por contra, el Nàstic fue de más a menos, y los catalanes “acabaron pidiendo la hora”. Las cosas no habían cambiado, año nuevo, el Gimnàstic seguía dando malas vibraciones.

Primeras señales de vida | J.22-23

El Nàstic dio muy buenas sensaciones en Paterna.
Foto: Nàstic
Las bases de la actual dinámica positiva del Nàstic, seguramente se encuentran en la que fue la segunda victoria como visitante, en Paterna. Liderado por Javi Martínez, uno de los fichajes de invierno que habían dado una lavado de imagen al Nàstic, los tarraconenses se impusieron al filial ché claramente. Se adelantó el Nàstic en el primer cuarto de hora con un gol de Fran Vélez al rematar un saque de esquina. Amplió las distancias Marcos en la reanudación, pero en una jugada aislada en el 57’ el balón tocó en la espalda de Fran Vélez, que marcó el 1-2 en propia portería. Para alejar todos los fantasmas y hacer justicia apareció Perera, que marcó su primer gol con la zamarra grana y puso el resultado final en el luminoso de la C.D. de Paterna.

La afición volvió a ilusionarse, pensando que aún era posible que el Nàstic acabara la temporada en las posiciones altas de la clasificación, para ello los catalanes debían ganar al Orihuela, que llegaba a Tarragona muy necesitado de puntos, pues la permanencia se situaba a 8 puntos para los escorpiones antes de comenzar el partido. El guión del partido fue el mismo que partidos atrás, el Nàstic perdonó y lo acabó pagando con otro empate más y que no servía a los de Javier Salamero.  

Badalona y Hospi frenan la recuperación | J.24-28

Dos goleadas consecutivas alzaron al Nàstic en la
clasificación. Foto: Santiago Sánchez
Pese al insuficiente empate conseguido en casa ante el Orihuela, el Nàstic resucitó y dio un cambio radical. El equipo rozó la perfección, dominó totalmente el partido ante el Espanyol B y consiguió hacer algo que no pasaba desde hace mucho tiempo en el Nou Estadi: una goleada. Marc Martínez, Marcos y Perera en la primera parte y Viale en el ecuador de la segunda parte, pusieron el 4-0 en el luminoso del Nou Estadi. Después de la jornada de descanso, el Nàstic recibió en casa a otro filial, el Villarreal B, y de nuevo, goleada. Todo indicaba que el Gimnàstic se iba a adelantar en el marcador, pero fue Cámara el que puso el 0-1 en el marcador. En el 26’ Perera y en el 37’ Aarón de penalti hicieron justicia y se llegó al descanso con el 2-1. Ya en la segunda parte, de nuevo Perera y Haro por doble ocasión, volvieron a marcar y pusieron el definitivo 5-1 en el marcador.

El Nàstic se recuperó de la derrota ante el Hospi.
Foto: Nàstic
Unos 500 aficionados se desplazaron hasta Badalona para acompañar al Nàstic en el Camp del Centenari, y es que el equipo daba motivos para ilusionarse. Un dudoso penalti fue transformado por Marcos Jiménez en el 14’. Aún más dudoso fue el penalti que convirtió en gol Pelegrí en el 29’. A diferencia de lo que hubiera pasado jornadas atrás, el Nàstic se volcó al ataque y sólo 3’ minutos Marcos volvió a adelantar al Nàstic en el luminoso. Aún más dudoso si cabe fue el penalti de Viale que el Sr. Rives Leal señaló y que Pelegrí no falló para poner el 2-2 en el marcador. El sueño de la tercera victoria consecutiva volvió a esfumarse. Pese al empate, el Nàstic siguió dando buenas sensaciones en el siguiente partido, en que recibía al quinto clasificado, el C.E. L’Hospitalet. Cuando se cumplió el primer cuarto de hora de partido marcó Marc Martínez para adelantar a los granas en el marcador. El Nàstic pudo marcar, pero no lo hizo y lo acabó pagando con un gol de Manu Viale al filo del descanso. En la segunda parte el Hospi mejoró y en el 86’ Moyano mandó el balón al fondo de las mallas para poner el definitivo 1-2 en el marcador del Nou Estadi, en la que fue la primera derrota del Nàstic en casa.  

5 victorias seguidas reviven el sueño del ascenso | J.29-33

Los de Salamero sumaron la 3ª victoria seguida en el
Estadi Balear. Foto: Nàstic
Lejos de hundirse por la dura derrota encajada a falta de 5’ del final ante el Hospi, el Gimnàstic resurgió y volvió a golear en casa. El adversario en este caso era de nuevo un filial, el del Mallorca. Antes del descanso Marcos consiguió su octavo gol de la temporada. Ya en la reanudación, Vélez y de nuevo Marcos ampliaron distancias, para que en el 67’ Marc las recortara. Ya en el tiempo de añadido Eugeni marcó con una volea para poner el 4-1 en el luminoso, un resultado que volvía despertar la ilusión en los aficionados granas. Ya en jornada intersemanal, el conjunto catalán volvió a ganar. Lo hizo en el Miquel Pons de Binissalem, en un partido que se puso de cara para los intereses tarraconenses tras el gol de Marcos en el 4’. Ya en la segunda parte, Perera y de nuevo Marcos sentenciaron el partido. El 10/03 llegó el partido decisivo, de nuevo ante un equipo de “Ses Illes”, en esta ocasión, en el Estadi Balear del Atlético Baleares. El partido fue muy igualado, y cayó de parte catalana después de que el Sr. Lozano Reina señalase unas manos en el área balearica que Aarón Bueno se encargó de transformar para hacer el 0-1 definitivo. El Nàstic de Salamero consiguió lo que parecía imposible: sumar 3 victorias consecutivas

El partido de la trigésimo segunda jornada se presentaba crucial para los intereses granas: el
Los granas ganaron al Levante B y revivieron el sueño
del ascenso. Foto: Nàstic
Levante B, cuarto clasificado, visitaba el Nou Estadi; una victoria local colocaba a los tarraconeses a 10 puntos de los playoffs de ascenso, mientras que una derrota los colocaba a 16 y hubiera supuesto un adiós definitivo a estas aspiraciones. Aarón en el 30’ y Marcos en el 46’ de penalti, ponían muy de cara el partido para el Nàstic, pero en el 65’ Rubén Fonte, ex jugador del Reus Deportiu, ponía el definitivo 2-1 en el marcador al aprovechar un mal rechace de Rubén a una falta botada por Andy. Después del gol granota, el Nàstic defendió el resultado con uñas y dientes, y pese a que los valencianos pudieron empatar el partido, los tres puntos se quedaron en casa y el Gimnàstic sumó la cuarta victoria consecutiva. Tras el partido de liga, cabe destacar que el Nàstic jugó en la Feixa Llarga el partido correspondiente a las semifinales de la Copa Catalunya; los de Tarragona se acabaron imponiendo por 4-5 en la tanda de penaltis después de haber empatado a 1 en los 90’ reglamentarios.

La quinta victoria llegó el pasado domingo en La
Constitución. Foto: Nàstic
Tras este partido de competición copera, el Gimnàstic volvió a la competición importante, la liga. Y lo hizo visitando La Constitución, el campo del Yeclano Deportivo, antepenúltimo clasificado. El resultado final de 0-2 supuso la quinta victoria consecutiva del Nàstic, algo que no sucedía desde la temporada 2000/01. La primera parte estuvo marcada por la expulsión de Abel, que condicionó a un Yeclano que vio como el Nàstic se llevaba los tres puntos gracias a un gol de Javi Martínez en el 58’ y otro de Marcos sólo dos minutos después. En el mejor momento de la temporada para el Gimnàstic de Tarragona, llega el derbi, el Reus-Nàstic.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Web Statistics